38 días de esclavitud en la era de la tiranía del coronavirus

Ya son 38 los días de esclavitud que sufrimos con el pretexto del coronavirus. Fue un jueves 12 de marzo de 2020 en el que se dio la orden de quedarnos en casa, primero con un “es recomendado” y luego con un “es obligatorio”.

38 días sin que los niños hayan podido salir a la calle, sin que se puedan relacionar unos con otros, en contacto físico. La gran noticia ahora es que por fin van a dejar que salgan los niños y niñas un rato al día. Me hace gracia que la noticia es del estilo: “Dicen que ahora los niños ya podrán salir”, o “Han dicho que…” . ¿Quien lo ha dicho? ¿Quien lo ha decidido? ¿Quien toma las decisiones y en base a qué?

La cara de esta Economía que tenemos

Llevamos 38 días y hemos permitido que los niños no pongan un pie en la calle.

Llevamos 38 días y hemos permitido que nuestros padres, abuelos estén solos en el hospital.

¿Es esta la economía que queremos? ¿Son estos los valores que queremos?

En una economía y sociedad supuestamente avanzada como la nuestra, en serio que no existe una solución mejor?

Nos han tenido tan mirando a los hospitales, a la gente que se muere que no hemos reparado en eso, que nuestros hijos les estamos esclavizando.

No es Confinamiento, es Esclavitud

Se habla de “confinamiento”, pero desde mi punto de vista esto no es más que un eufemismo, una palabra que oculta otra que es la verdadera: esclavitud.

Esclavitud por tenernos encerrados. Dicen que es por nuestro bien, obviamente es la solución más práctica y fácil a un problema de propagación del virus por via respiratoria, ¿Pero de verdad que con 10.000 millones de personas en el mundo no se nos ha ocurrido otra solución mejor? ¿De verdad que con la capacidad de producción de todas las empresas del mundo no hemos podido fabricar los tests rápidos, mascarillas, etc. para determinar quien tiene el virus y quien no y protegernos? No deja de sorprenderme que esta sea la respuesta de la mayor parte de las sociedades del mundo a este problema.

Esclavitud en las relaciones

Esclavitud por no poder ver a tus seres queridos. Ui, podemos hacer una videoconferencia, qué excitante! No queremos videoconferencias, queremos vernos en persona, abrazarnos, olernos, queremos hacer un café juntos y compartir ese aroma de café simultáneamente en la misma habitación. No queremos sucedáneos ni inventos raros de conexiones a distancia, simulando que ambos tomamos el café a la vez. Esto no funciona así.

Esclavitud en la Muerte

Esclavitud por ver cómo mueren tus seres queridos. ¿En nombre de qué argumento estamos permitiendo esto? ¿De un virus estúpido? ¿Del bien colectivo? ¿De una supuesta solidaridad hacia los otros? Mentira, esto es sólo una propaganda para hacernos esclavos. Nadie tiene derecho a prohibirte que no puedes ver un ser querido cuando está en la UCI, cuando tiene un pie en este mundo y otro en el otro mundo. Qué coño nos está pasando, oh dios!, ¿podemos hacer el favor de reaccionar todos? Podemos salir ya de este sopor colectivo? Un ser querido jamás tiene que morir solo. Es la ironía de nuestros tiempos: una persona querida que muere con un estúpido smartphone para poderse despedir de sus seres queridos.

¿Quien ha diseñado este virus? ¿Quien es el responsable? Me cuesta creer que sea un virus espontáneo, que haya salido así aleatoriamente. ¿Es el producto de un laboratorio? ¿Es una guerra fría entre países disfrazada de virus espontáneo? ¿Por qué mata justamente a las personas mayores, la mayoría jubiladas? Vamos a decirlo: ¿Tiene que ver con que sobran personas en el mundo? ¿Tiene que ver con que sobran personas que cobran la jubilación y ya no producen? ¿En esto se ha convertido nuestra economía? Nadie va a admitirlo. Nadie va a dar la cara, pero ciertamente es lo que está pasando. Y qué hay que decir con qué no todo el mundo puede entrar en una UCI? y se hace selección según los que tienen más opciones de sobrevivir. No se puede pedir más a todas las personas del sector sanitario, están haciendo todo y más, pero la situación es así de triste.

¿Quien está detrás de todo esto? ¿Quien ha podido diseñar un plan para atacar a los más vulnerables?

¿A quien le interesa que todo sea digital? ¿A quien le puede interesar poder controlar todo lo que pasa digitalmente? Es un plan perfecto, un plan macabra.

Hay días que uno se dice: sí venga, lo vamos a superar, vamos a salir de esta. Hay días que uno se dice: ves, no es tan mala esta situación, estamos valorando otras cosas. Nos queremos convencer con un buen plato que hemos cocinado que no estamos tan mal. ¿Hay que alegrarse como se pueda, no? Pero esto es como un iceberg, por muy bien que lo quieras pintar la parte negativa esta debajo y es enorme.

¿Quien puede ser feliz ahora sabiendo que ha muerto tantas personas? ¿Se puede celebrar algo sabiendo que hay tanta gente sufriendo en los hospitales, en las casas sufriendo por los que estan en el hospital? Hay tantos muertos… ¿Donde irán todas estas almas? Espero que vayan al cielo y nos bendigan a los que quedamos en la Tierra.

Esclavitud en la Educación

Mis hijos van a un colegio público y realmente estoy muy decepcionado con la situación. Ya sé que hay una emergencia sanitaria y que es prioritario el sector sanitario, pero oye, los profesores pueden trabajar, no estan en los hospitales ayudando, ¿verdad? ¿Por que no se ha organizado un seguimiento de los niños para seguir con el temario? Ah, es porque hay personas que no tienen ordenador en casa y no se les puede discriminar. Pues que se facilite un ordenador y una línia de internet a cada uno, ¿Tanto cuesta gestionar esto? 38 días y seguimos estancados. Y otra reflexión, por no querer discriminar una parte de niños, qué pasa, que los discriminamos a todos el 100%? Resulta que en las escuelas concertadas y las privadas sí que están avanzando temario, se hace seguimiento de los niños y niñas cada día, se encargan deberes, se corrigen, etc. Los míos tiene una agenda digital, y hay 4 o 5 ejercicios lúdicos al día, que no avanzan temario. En una hora se han ventilado los ejercicios. ¿Qué deben hacer el resto del día? Estar enganchados a las máquinas? a los videojuegos? ¿Cómo se supone que tenemos que trabajar los padres, que por suerte podemos trabajar desde casa, con esta situación? Forma esto también parte de este plan de los malvados? Dejar que la población se convierta menos formada, abrir una brecha más bestia entre los que puede acceder a formación y los que no?

Vamos, tenemos que reaccionar, esto no puede seguir así. Hay que cambiar esto en la educación pública pero ya. Todos los gobiernos tiene un departamento de informática que mueve unos presupuestos bestiales. No me creo que no puedan conseguir licencias para hacer videoconferencias con los alumnos, que no puedan proveer ordenadores a los que no tienen. Es un tema fundamental, la formación de nuestros hijos e hijas. Cualquier obstáculo que exista para que los niños puedan aprender hay que derribarlo y solucionarlo.

Esclavitud en el Trabajo

Somos esclavos del trabajo digital, somos obreros del mundo digital. ¿Con qué derecho se prohibe a la gente que se gana la vida fuera del mundo digital seguir su operativa? Claro, el virus. Es la coartada perfecta, y de nuevo, ese rollo de no contaminar a los demás, de la prudencia, de no colapsar el sistema. Que sí, que es una solución práctica, que todo el mundo se quede quieto, y ya está. Pero de nuevo, ¿No hay una solución más inteligente? No se ha podido inundar las calles con sistemas de protección? Con máscaras super-sofisticadas que nos protejan? No se ha podido hacer tests rápidos para salir de dudas de si tienes el covid o no? Pues no, a lo fácil, prohibir. Luego están las ayudas, qué menos, pero no nos engañemos, es el chocolate del loro. Es dinero de entrada que el estado no tiene, otra vez va a tener que endeudarse más. Y esto vuelve a ser una esclavitud para todos nosotros, la población que tendremos que pagarlo como ya lo pagamos en la anterior crisis que estalló en el 2008.

¿A quien le interesa que los estados se endeuden? Supongo que a los creditores, a los que dejan la pasta. Quien te deja pasta te controla. Yo no paro de preguntarme, si uno es tan rico como para dejar pasta a un estado, por que no se compra una isla, una vida increíble y nos deja en paz? ¿Por qué tiene que complicarse la vida? ¿La avaricia no tiene fin?

¿Qué podemos hacer?

De entrada quejarnos. No dejes de quejarte. No dejes de decir lo que piensas, no dejes de decir cómo podríamos funcionar mejor.

Creo que estamos en un estado de parálisis, en un estado de shock, que nos tiene a todos medio aletargados. Hay que despertar ya, ¿no crees?

Hay que rebelarse. Tenemos que romper las cadenas de esta esclavitud.

Primero fue estar en estado de shock. No dejemos que ahora entremos en resignación, hay que luchar para un mundo mejor.

¿Me ayudas?

2 comments Write a comment

  1. Estoy tan de acuerdo contigo que parece que ayer entrarás en mi cabeza, sacaras mis pensamientos o simplemente hayas hakeado mi móvil y mis conversaciones. Somos esclavos de un sistema absurdo que nos rige sin ningún tipo de inteligencia. Efectivamente en una era digital en la que podemos propiciar un mejor y mayor control de las cosas y de las personas, la realización de unos test darían vía libre a multitud de rutinas tan necesarias y básicas que este confinamiento nos ha robado. Estoy harta de la poca capacidad de ponerle solución a esto, y no me refiero a curar un Virus que nos está jodiendo bien, sino a su gestión o mejor dicho a su absurda gestión. Gracias por dar voz a lo que muchos pensamos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *