Cosas que admiro de los holandeses y me gustaría tener

Amsterdam Holanda

Admiro de los holandeses su capacidad por conciliar el trabajo con su vida personal, admiro su convicción en el uso de la bicicleta, admiro su sensibilidad por la flores y la belleza. Admiro su espíritu emprendedor. Son algunas de las cosas que admiro de los holandeses. Este verano estuve una semana en Holanda de vacaciones. Siempre va bien salir de donde uno vive para ver otras maneras de hacer, de vivir. Me sorprendió ver cómo al mediodía la gente salía del trabajo y entraba al supermercado para comprar cualquier cosa para comer: un panecillo y una terrina de ese queso para untar y cosas así por el estilo. ¿Tiempo para comer? mínimo. Supongo que luego saldrán del trabajo a una …

Leer más

Los brotes verdes de la economía – mayo 2015

brotes verdes de una planta

Dicen que hay indicadores, desconcierta un poco esto de indicadores «macro-económicos», que apuntan a una recuperación de la economía española. Debe ser porque son macro (grandes) y no «micro» (pequeños) que mucha gente no le cuadra la versión oficial de las autoridades y la realidad de la calle. Es el mismo efecto que se produce al generalizar, que se acierta para algunos casos y se desacierta para otros casos. Desde mi punto de vista sí que he visto algunos síntomas que me cuadrarían con una lenta recuperación de la economía, pero también he visto síntomas que todavía queda mucho. ¿Cuáles? gente que te enteras que han encontrado trabajo por fin (aunque también conozco que todavía no lo han encontrado), por ejemplo. Otro aspecto, últimamente también veo más movimiento en los restaurantes. La última vez que llamé para reservar en un restaurante me miraron raro cuando llegué, no hacía falta, el local no se llenó en todo el rato que estuvimos. Hoy vigila, porque ya se empiezan a ver esas colas de antaño a la entrada de un restaurante. Vas por la calle y empiezas a ver personas con

Leer más

Recuerdos de agosto del 2014

Recuerdo que el año pasado descansé debajo de una encina durante el mes de agosto. En medio del campo, todo en silencio excepto una chicharra que con su ruido acompasaba el palpito de mi corazón. Este año he estado cerca de esa encina aunque no he encontrado la ocasión de sentarme debajo sin hacer nada. Este año he estado cerca de este árbol pero en familia. Una experiencia completamente diferente pero gratificante a la par. Viajar en el túnel del tiempo y realizar una comida en familia. Ver a mi primo y verme veinte años atrás jugando con él en el mismo lugar. Salir de este pensamiento y darse cuenta como otra generación viene por detrás y sigue el ciclo. Darse cuenta como uno ve peligros por todas partes: hagamos una valla aquí, no sea que los niños jugando caigan por el margen. El tiempo te roba la inocencia y te pone unas gafas de peligros y miedos. Y así pasa el tiempo, los más pequeños empujan a los más medianos, y los más medianos empujan a los más grandes. Y los más grandes acompañan y despiden a los bisabuelos, casi centenarios. Y así es la vida. Ley de

Leer más

Los jodidos brotes verdes de la economía en mayo 2014

brote verde creciendo de un tronco

Ya va siendo un clásico los artículos de esta serie de «los jodidos brotes verdes de la economía». Jodidos porque «dicen» que la economía ya remonta, que la cosa ya va mejorando, que ya salimos del pozo pero el caso es que a veces tienes que estar optimista y mirártelo desde un prisma especial para ver estos titulares en la realidad. Lejos de ser un barómetro oficial quiero compartir con vosotros sólo algunos datos y anécdotas de mi entorno. Cada cual que opine si la economía va mejorando, si los brotes verdes van brotando de

Leer más

Los brotes verdes de la economía – parte 2

Hace ya unas semanas hablaba en este blog sobre los esperados brotes verdes de la economía que anunciaba el gobierno de España. Contrastaba lo que oía en las noticias con la realidad que yo veía a mi alrededor y no encajaban las dos visiones, por ser mi realidad cercana más dura que la anunciada. Han pasado algunos días desde ese artículo y no mucha cosa ha mejorado según mi realidad. Poniéndome las gafas de optimista podríamos decir que sí que hay como un querer y no poder recuperase de la economía. Aunque recuperarse es ser demasiado generoso, digamos que la economía deja de empeorar. Aunque tampoco en eso estoy muy convencido. La supuesta recuperación va por barrios. Hay muchas empresas que están dejando lastre, están como un barco que se hunde y van tirando al mar cosas para reducir peso, que si un ERE por aquí, que si unas nóminas que se pagan con retraso, que si unos

Leer más

El por qué aborrezco los bancos

aborrecer a los bancos

Aborrezco los bancos porque son unos aprovechados de tu dinero y no tienen la decencia de tratarte con un mínimo de dignidad. Vaya por delante que habrá de todo, y estoy seguro que habrá muchas personas que trabajen en un banco que son amables, respetuosos y nobles, pero son los menos con los que me he cruzado yo en mi experiencia, y ya hace añitos desde que cree mi primera cuenta bancaria. He pasado por varios bancos y cajas: La Caixa, Caixa Enginyers, Caixa de Sabadell, Deutsche Bank, Ingdirect y recientemente Banc Sabadell. Y una idea se ha ido forjando con mi trato con estos bancos, que cuanto menos interactúes con ellos mejor, como el médico, que cuanto menos tengas que ir mejor. Cuando descubrí que se podía hacer prácticamente todo por internet con Ingdirect me arregló gran parte de mis problemas con los bancos. Creo que he puesto 2 o 3 veces sólo mi pie en la oficina de Ingdirect. Y mejor, porque de estas pocas ocasiones en que me dejé caer en una oficina fue para ingresar el cheque que me dieron por la indemnización por despido. ¿Y adivinas que se le ocurrió decir a la persona que me atendió? pues haber si los metía en

Leer más

Los jodidos brotes verdes de la economía

fajo de zanahorias

Somos unos cuantos que ya estamos cansaditos de los jodidos brotes verdes de la economía española. No porque no nos guste la idea de salir de la crisis sino porque no nos gusta que nos pongan una zanahoria delante como si de un burro se tratara. Es una simple cuestión de gestionar bien las expectativas. Si te planteas hacer el Aneto y tu compañero de travesía te dice que ya lo tienes cuando apenas llevas 2 horas andando es que te has buscado un mal acompañante. Hacer el Aneto te llevará todo el día. Si te advierten que será duro, que tendrás que andar del orden de diez horas pues sufres igual pero lo encajas diferente.

Leer más