El poder de compartir el conocimiento en internet

compartir el conocimiento en internet

Una de las cosas que más me fascina de estos tiempos es esa tendencia a compartir el conocimiento en internet. Hoy en día puedes encontrar respuesta a un montón de temáticas a través de internet. Hay gente que comparte el conocimiento sin pedir dinero de manera directa, simplemente porque quiere compartir ese conocimiento y porque en general se espera el retorno de ese conocimiento por alguna otra vía. Quien tiene un blog y comparte el conocimiento de alguna materia que atesora, ese conocimiento conseguido a base de estudiar y labrado con la sabiduría que da la experiencia, lo comparte de entrada porque es generoso con la sociedad, pero no descartes que espera sacarle algún rendimiento aunque sea a medio-largo plazo. Esta filosofía creo que resumen muy bien el movimiento que se llamó

Leer más

Las vacaciones y la mochila invisible de la educación

vacaciones en la playa y educar a los hijos

Cuando uno se va de vacaciones se las promete muy felices pero te sueles olvidar que también te llevas la mochila invisible de la educación de tus hijos. Si uno se va sin hijos o niños a su cargo de viaje es otra cosa. Pero con niños la mochila, aunque invisible, pesa y se hace notar. ¿Cómo se nota? Se nota en esos detalles más banales. Vamos a darnos un capricho y vamos a comer de restaurante. Y uno se imagina el comer en un restaurante como antaño cuando no tenías hijos y claro, no es lo mismo. Si estás de suerte todo va sobre ruedas. Pero lo más probable es que surja algún percance por el camino. Que si el niño no quiere comer, o quiere ir directamente al helado. La tentación es darle el helado, venderse al demonio, y saltarse el primero y segundo y a tomar viento. Pero uno sabe que esto no es lo correcto y toca romper el idilio, ese idilio que uno imaginaba cuando estaba trabajando y contaba los días que

Leer más

Sobre la bondad, la maldad y el bullying

bondad maldad y bullying

En estos días veraniegos he tenido el placer de pasar unos días en la playa, en un apartamento de Cambrils. Durante mi estancia pude presenciar una escena que me ha hecho pensar mucho. Un grupo de 5 o 6 niños y niñas estaban aparentemente jugando en la piscina comunitaria de los apartamentos. Los padres, cada cual sabrá lo que hacía, pero parecería que todos estaban tranquilos porque sus hijos jugaban con «amigos». Mi sorpresa fue cuando, estando en la terraza del apartamento, empecé a escuchar palabras subidas de tono; una de las niñas, voy a llamarla Claudia para referirme a ella aunque no es su nombre verdadero, estaba machacando verbalmente a otra niña, voy a referirme a ella con el nombre de Olivia (aunque tampoco es su verdadero nombre). Las niñas debían tener unos

Leer más